Forgot Password

Language:
  • en
  • ru
  • fr
  • fr
Currency :
0 $0.00
my cart: 0 item(s)- $0.00

escritura

3 items

  • Antropología

    Humo, barro y cuero

    $22.00

    Gerardo Fernández Juárez

    Se puede comenzar por los cueros o por las figuritas de barro, o también por los quipus utilizados en los primeros tiempos coloniales para recordar los pecados de los que uno ha de confesarse. En los tres casos se trata de formas de escritura no alfabética utilizadas en situaciones de relación intercultural asimétrica, cuando había que imaginar sistemas de comunicación que pudieran compartir los nuevos titulares del dominio político con las poblaciones recién sometidas. Pero ésta es solamente una de las dimensiones del asunto porque para cada uno de los actores sociales estos objetos (de barro, de cuerdas o de piel) representan an cosas distintas. Para los frailes, que fueron impulsores de cueros y barros, se trataba de buscar facilidades para su trabajo de evangelización. El uso de imágenes para transmitir conceptos abstractos había sido experimentado durante los muchos años que se dedicaron la la cristianización de los campesinos europeos; también iletrados, como eran los andinos. Pinturas sin pretensiones artísticas o relieves de piedra en los capiteles de las viejas iglesias romáticas podían ser empleados para hacer saber cómo era el demonio o cómo debía entenderse la trinidad. En la Nueva España, donde la escritura jeroglífica estaba bien asentada, se utilizaron catecismos con imágenes que, desde un punto de vista formal, podían recordar a los viejos códices, aunque ahora estuvieran al servicio de la aculturación religiosa. Para llos pues, pintar sobre cueros resecos o enseñar qué figuritas de barro eran las más apropiadas al canon, era un asunto de eficacia comunicativa. (Manuel Gutiérrez Estévez, Catedrático Emérito de Antropología de América, Universidad Complutense de Madrid).

  • Educación

    Principios de lectoescritura

    $16.00

    Antonio Becerra Bolaños, Nayra Pérez Hernández

    Este manual, en su brevedad, enseña divirtiendo. Y lo logra por tres razones. En primer lugar, cada sección se inicia con definiciones claras y útiles. En segundo lugar, cada una de estas definiciones (y las reglas que las complementan) están a su vez acompañadas por un texto en el que se puede observar el empleo de esa misma regla. Muchos de estos textos son de carácter lúdico y en ellos se utiliza la regla gramatical o sintáctica de manera ingeniosa y brillante. Por último, en la sección final encontramos otros textos que pueden ser utilizados por el estudiante para que realice sus propios ejercicios de lectura. Cada una de estas secciones es crucial para lograr un aprendizaje de las habilidades fundamentales para el ejercicio de la lectura, es decir, una lectura crítica que facilite producir una buena escritura, igualmente clara y ordenada. El conocimiento sistemático de las reglas textuales permite tomar conciencia de la función que ellas cumplen en el proceso de una comunicación clara y efectiva: La ejemplificación de los conceptos, por su parte, es la fuente misma de la que se desprenden todas las reglas. Por último, contar con materiales para la realización de ejercicios es crucial para un verdadero aprendizaje, porque el dominio de una disciplina (como la escritura clara y directa) surge de la práctica. Está práctica no sólo se deriva del proceso que consiste en tomar conciencia de los propios errores , sino también de reconocer las virtudes que tienen los textos escritos por otros.

    Fun, comprehensive and dynamic manual to teach and promote critical reading as well as the production of good, clear and orderly writing. Each section has useful and clear definitions, many of the texts are ludic in character and the final section has plentiful reading material for students.

  • Digital

    Principios de lectoescritura (PDF)

    $11.00

    La versión digital o en pdf no autoriza la impresión. Es exclusivamente para leer en dispositivos digitales.

    Antonio Becerra Bolaños, Nayra Pérez Hernández

    Este manual, en su brevedad, enseña divirtiendo. Y lo logra por tres razones. En primer lugar, cada sección se inicia con definiciones claras y útiles. En segundo lugar, cada una de estas definiciones (y las reglas que las complementan) están a su vez acompañadas por un texto en el que se puede observar el empleo de esa misma regla. Muchos de estos textos son de carácter lúdico y en ellos se utiliza la regla gramatical o sintáctica de manera ingeniosa y brillante. Por último, en la sección final encontramos otros textos que pueden ser utilizados por el estudiante para que realice sus propios ejercicios de lectura. Cada una de estas secciones es crucial para lograr un aprendizaje de las habilidades fundamentales para el ejercicio de la lectura, es decir, una lectura crítica que facilite producir una buena escritura, igualmente clara y ordenada. El conocimiento sistemático de las reglas textuales permite tomar conciencia de la función que ellas cumplen en el proceso de una comunicación clara y efectiva: La ejemplificación de los conceptos, por su parte, es la fuente misma de la que se desprenden todas las reglas. Por último, contar con materiales para la realización de ejercicios es crucial para un verdadero aprendizaje, porque el dominio de una disciplina (como la escritura clara y directa) surge de la práctica. Está práctica no sólo se deriva del proceso que consiste en tomar conciencia de los propios errores , sino también de reconocer las virtudes que tienen los textos escritos por otros.

    Fun, comprehensive and dynamic manual to teach and promote critical reading as well as the production of good, clear and orderly writing. Each section has useful and clear definitions, many of the texts are ludic in character and the final section has plentiful reading material for students.

X